Cosas a tener en cuenta al sustituir un reductor

Llegó el momento de sustituir el reductor de velocidad en la maquinaria que utilizamos y, claro está, no cualquier reductor nos vale, hay cosas a tener en cuenta al sustituir un reductor. Debemos tener en cuenta ciertos aspectos fundamentales para acertar con el cambio y que nuestra máquina siga funcionando con total normalidad. ¡Toma nota!

Como bien sabes, los reductores de velocidad son sistemas de engranajes que permiten que los motores eléctricos, de explosión u otros, funcionen a diferentes velocidades para los que fueron diseñados. Pero claro está, estos reductores también pueden fallar y al hacerlo pueden poner en jaque nuestro trabajo. En este caso, rápidamente debemos sustituir los reductores por unos nuevos. Antes de hacerlo debes tener en cuenta ciertos aspectos fundamentales.

Aspectos dimensionales

Las cotas y dimensiones principales son uno de estos aspectos más importantes. Y es que, de nada sirve que el nuevo reductor tenga un alto factor de servicio o mucha capacidad de transmitir par e incluso un alto rendimiento, si éste no entra físicamente en el lugar donde estaba el reductor original. Debemos por tanto ver cuáles son las medidas del reductor en sí mismo, es decir, qué dimensiones exteriores tiene. La cota del eje de salida, que siempre ha de ser igual que el eje de la máquina donde se acopla o al menos que adaptar éste al reductor sea viable. Y que las cotas auxiliares, que condicionan la forma de instalación del reductor en la máquina, permitan un acoplamiento bueno y estable a ésta.

Aspectos funcionales

Las características funcionales de los reductores es otra de las cosas a tener en cuenta al sustituir un reductor. La velocidad de salida siempre ha de ser similar al reductor original. Y que además tenga al menos la misma capacidad de entregar par torsor. Y es que, el nuevo reductor ha de poder mover la maquina bajo las cargas de ésta.

Aspectos estéticos

Además de éstas, está la cuestión estética que aunque secundaria es también importante. Por ello, para algunas máquinas sobre todo las fabricadas en serie, el reductor se intenta integrar con el resto de la estructura por lo que, para estos casos no está de más buscar cierta armonía en la colocación de un nuevo reductor.

Cuando tengas que cambiar un reductor, ten estas cosas en cuenta y lleva a cabo la mejor y más inteligente decisión en tu compra.

Consúltanos tus dudas

10 + 8 =

Pin It en Pinterest

Compartir esto