Cómo realizar el mantenimiento de un reductor

El mantenimiento básico de nuestro equipo es fundamental para el correcto funcionamiento de este. Aquí veremos algunos de los aspectos más importantes, y que no debemos descuidar, cuando hablamos del mantenimiento de un reductor. En general, esto son los puntos prioritarios que siempre hemos de tener en cuenta:

  • Control periódico de la limpieza externa de los grupos, fundamentalmente las zonas más afectadas por la refrigeración.
  • Control periódico de las eventuales pérdidas de lubricante, sobre todo en las zonas de los retenes.
  • Control y limpieza de los orificios presentes en el tapón de ventilación.
  • Y, por último, en los productos no lubricados de por vida, controlar periódicamente la correcta cantidad de lubricante a través de los distintos testigos de nivel.

En el vídeo tutorial que hemos preparado para esta publicación, os contamos cómo llevar a cabo, de forma sencilla, los puntos que hemos enumerado anteriormente.

Además de saber qué debemos hacer para mantener nuestro equipo en óptimas condiciones, es muy importante conocer cuándo debemos hacerlo.

No todos los elementos se revisan con la misma frecuencia, ni tampoco siempre se han de tomar las mismas medidas frente a incidencias parecidas.

La siguiente tabla resume la periodicidad con la que hemos de verificar los distintos elementos y las acciones a llevar a cabo si detectamos algún problema:

Cómo realizar el mantenimiento de un reductor

Cómo realizar el cambio de aceite

Nos detenemos en este punto en particular, puesto que es el que genera más dudas. Este procedimiento solo ha de seguirse con los equipos que precisen reponer el aceite puesto que, como hemos visto anteriormente, existen grupos lubricados de por vida que no precisan de este cuidado.

Para cambiar el aceite, en primer lugar, deberemos llevar el reductor a una temperatura superficial inferior a 40º C. Con aceite moderadamente caliente se facilita el vaciado y la eliminación de posibles depósitos. Asimismo, es fundamental tomar todas las precauciones necesarias para evitar quemaduras a causa de la alta temperatura del reductor y el aceite.

También, antes de comenzar las labores de cambio de aceite, se debe consultar las instrucciones del fabricante del equipo, en particular las tablas que indican qué lubricante concreto utiliza el reductor y en cuánta cantidad.

Una vez llevados a cabo los pasos anteriores, de gran importancia en este proceso, procederemos a identificar los tapones de carga y descarga. Como se indica en el vídeo, el tapón de carga también puede corresponder al tapón de ventilación. Colocaremos un recipiente debajo del reductor a la altura del tapón de descarga. Deberemos descargar completamente el aceite.

A continuación, verteremos el aceite nuevo en el reductor hasta alcanzar el nivel, correspondiente a la línea media del tapón testigo. Después de unos 30 minutos, controlaremos que el nivel de aceite sea el correcto y que no haya posibles pérdidas de aceite.

Esperamos que el artículo haya sido de vuestro interés. Para cualquier consulta relacionada con este post, o con cualquier artículo de nuestro blog, podéis hacernos llegar vuestras preguntas a través del formulario que encontraréis debajo.

¿Alguna pregunta sobre cómo realizar el mantenimiento de un reductor?

¿Algo no te ha quedado claro?

 

Déjanos tu comentario en el formulario que encontrarás bajo la noticia y resolveremos tus consultas. 👇

Consúltanos tus dudas

Pin It en Pinterest

Compartir esto