Tiempo de reinventarse. Cómo han nacido nuestros dispensadores de gel Alya y Dana

Desde hace algo más de tres meses estamos inmersos en una constante búsqueda de certezas, de seguridades, de nuevos hábitos que nos garanticen tranquilidad en esta llamada “nueva normalidad”.

En Reyvarsur no ha sido distinto. Hemos trabajado duro para adaptarnos a este nuevo entorno. En nuestro ADN está el servicio y cuidado a nuestros clientes; en más de una ocasión se han convertido en colaboradores, compañeros de trabajo con los que sacar adelante y desarrollar un producto que demandaba el mercado.

Pero, además, de nuestra razón de ser como empresa, nos planteamos esta crisis del COVID-19 como una oportunidad para, a través de nuestra experiencia, aportar algo a la sociedad.

En estos tiempos de reinvención, y con el servicio y el propósito de sumar por bandera, nos pusimos a pensar ¿qué puede hacer Reyvarsur?.

¿Cuál es nuestra especialidad?

Las primeras semanas no fueron fáciles, estudiamos cómo estaba cambiando el mercado y tras varias sesiones llegó la revelación. ¿Qué hemos fabricado hasta el momento? ¿Cuál es nuestra especialidad? ¡Dispensadores! Pero si incluso la propia palabra forma parte de nuestro nombre.

Así nació la idea de fabricar, en nuestras propias instalaciones, dispensadores que, además de gel hidroalcohólico nos dieran alguna certeza, algo de seguridad y la tranquilidad que necesitamos para volver a las calles.

Alya y Dana

El primero en ser desarrollado, y en salir al mercado, es el modelo Alya. Es robusto y seguro, cuenta con anclaje al suelo y sistema antirrobo para la garrafa de gel. La característica fundamental y lo que lo hace diferente del resto es su capacidad: 5 litros. Y, para evitar contactos, se acciona mediante pedal. Su capacidad lo convierte en un dispensador industrial perfecto para grandes comercios, oficinas, edificios públicos y escuelas, ya que frente a otros dispensadores del mercado cuya capacidad ronda el litro, el dispensador Alya tiene mucha mayor autonomía con 4100 pulsaciones por depósito.

Durante el proceso de creación de nuestro primer dispensador oímos a todos nuestros colaboradores y, gracias a sus aportaciones, surgió Dana, el segundo dispensador de gel hidroalcohólico que integra nuestro portfolio. También con una gran capacidad y autonomía, 4.8 litros, es sólido y ligero y, como principal novedad, tiene el depósito de gel incorporado. Esta última característica hace de este modelo el idóneo para colegios y lugares donde es importante que el dispositivo esté integrado, evitando incidencias con la garrafa de gel hidroalcohólico.

No queríamos perder de vista algunos de nuestros compromisos, por lo que tanto Alya como Dana, son completamente mecánicos, no consumen energía y no necesitan instalación.

¿Te unes a nosotros?

En Reyvarsur, llevamos más de 40 años fabricando piezas indispensables en la línea de dispensación de cerveza de barril y, en parte, nos sentimos cómplices cuando vemos a alguien disfrutar de una caña en un bar.

Hoy queremos seguir colaborando y siendo cómplices de buenas experiencias aunque en esta ocasión, en lugar de cerveza, dispensemos gel hidroalcohólico y tranquilidad para disfrutar del mundo que nos rodea.

¿Te unes a nosotros para seguir dispensando buenas experiencias?

 

Consúltanos tus dudas

Pin It en Pinterest

Compartir esto