El CO2 en la dispensación de la cerveza en barril en su justa medida

El CO2 en la dispensación de la cerveza en barril. Está claro. Una cerveza sin CO2 o con demasiado CO2, no vale la pena.

El CO2, es un componente muy importante para saborear y degustar una cerveza buena y de calidad.

Sabemos que el CO2 no tiene sabor, o al menos es indetectable. Pero, cuando sale de la cerveza, nos permite disfrutar de los sabores y aromas que ésta tiene, por lo que posee una gran influencia en la calidad de la cerveza.

Cuando se envasa la cerveza en barril, ésta ya tiene la cantidad de CO2 necesaria, en función del tipo que sea. Entonces, ¿por qué se añade más CO2 durante la dispensación?

La función del CO2 añadido al barril, durante la dispensación es doble:

  1. Por un lado, ayuda a llevar la cerveza desde el barril hasta el grifo.
  2. Por otro, permite controlar el volumen de CO2 en la cerveza.

Para añadir el CO2 al barril, es necesario utilizar un regulador de presión. Este dispositivo nos permite controlar la presión de CO2 que hay en el interior del barril, manteniéndola constante mediante la inyección de CO2.

Sabemos que el volumen de CO2 disuelto en la cerveza, está en función de la temperatura de la misma y de la presión de CO2 en el barril.

  • A presión constante, a medida que aumenta la temperatura de la cerveza, el volumen de CO2 en su interior disminuye.
  • A temperatura constante, si se aumenta la presión de CO2 en el barril, el volumen de CO2 en la cerveza aumenta.

Por tanto, la presión de entrada de CO2 al barril no es algo trivial, ni que deba tomarse a la ligera. Una presión excesiva o una presión demasiado baja, puede echar a perder una cerveza.

Generalmente, se sube la presión de entrada de CO2 al barril, cuando la distancia entre el barril y el grifo es elevada, o cuando la temperatura de la cerveza en el barril es elevada.

Cuando la distancia entre el barril y el grifo es tan elevada que la presión necesaria de CO2 hace que la cerveza contenga demasiado CO2 disuelto, es necesaria la utilización de otros sistemas de impulsión, entre los que se encuentran el gas mezcla (CO2/N2) y las bombas eléctricas de impulsión.

Determinar la presión necesaria de CO2 en el barril para la correcta dispensación de una cerveza, nos obliga a conocer todos los datos de funcionamiento de la instalación, como son la temperatura, distancia y diferencia de alturas entre los diferentes elementos de la instalación, sistema de impulsión, etc., así como las características del tipo de cerveza a dispensar. Igualmente, no todas las instalaciones valen para dispensar cualquier tipo de cerveza.

Artículo realizado por Francisco García-Ruiz.

Francisco es el Responsable de la Oficina Técnica de Reyvarsur. Con más de 5 años de experiencia en el sector, ha participado profesionalmente en importantes proyectos, tanto de grandes cerveceras como de micros. Es habitual su intervención en congresos y talleres del sector microcervecero.

También dirige los cursos de Técnico en instalaciones de barril impartidos por Reyvarsur.

Consúltanos tus dudas

7 + 8 =

Pin It en Pinterest

Compartir esto