9 cosas que no sabías de los servomotores

Los servomotores son ideales para aplicaciones que requieren de precisión y dinámica. Permitiendo la ejecución exacta y repetitiva de movimientos mediante sistemas de realimentación coordinados. Pero además te contamos otras 9 cosas que no sabías de los servomotores.

Cuando hablamos de servomotores se suele hacer referencia a pequeños dispositivos similares a un motor de corriente continua. Tienen la capacidad de ubicarse en cualquier posición dentro de su rango de operación, y mantenerse estable en esta posición. Adecuados para accionamientos de pequeña robótica; desde los cabezales de un disco duro de PC hasta el timón de un barco de aeromodelismo.

Sin embargo, existen grandes servomotores orientados al sector industrial, con grandes capacidades dinámicas imposibles de ser igualados por un motor trifásico convencional.

Se trata por tanto de un motor eléctrico que puede ser controlado tanto en velocidad como en posición. Pero, ¿cómo funciona concretamente? ¿Cuál es la composición de un servomotor?

Te contamos 9 cosas que no sabías de los servomotores.

Atento a estos puntos

  1. Por lo general, un servomotor está formado por un motor, una caja reductora y un circuito de control. Y presenta un consumo de energía reducido.
  2. En los servos de corriente continua, existe la posibilidad de modificarlos para obtener un motor de corriente continua que, además, conserva la fuerza, velocidad y baja inercia que caracteriza a estos dispositivos.
  3. Puedes comprar un servomotor de diferentes tipos. Los servomotores Lenze son de los más recomendables. Entre ellos destacan el servomotor síncrono MCS, servomotor síncrono MDxKS, servomotor síncrono SDSGS, servomotor síncrono MQA, servomotor asíncrono MCA y servomotor asíncrono SDSGA.
  4. Otra cosa que no sabías de los servomotores es que las corrientes que necesitarán dependerán del tamaño del servo.
  5. La diferencia entre los servomotores síncronos y los servomotores asíncronos reside en que los asíncronos actúan sincronizados con la señal pero con un pequeño desfase respecto a él, generalmente proporcional a la carga. Mientras que en los síncronos, la señal está sincronizada con una señal de reloj.
  6. Con un sistema de control adecuado en el Drive y un encoder o resolver que mida la velocidad y/o posición del servo, la exactitud de un servo se puede medir en fracciones de grados en su eje. Por lo que el posible desfase de los servos, síncronos o asíncronos, no es ningún problema.
  7. Anteriormente quien decidía comprar un servomotor sabía que éstos no permitían que el motor girara 360 grados, solo aproximadamente 180. Hoy en día los servomotores pueden controlar la posición y velocidad en 360 grados.
  8. En uso, utilizan la modulación por ancho de pulsos (PWM) con el objetivo de controlar la dirección o posición de los motores de corriente continua.
  9. Otra cosa que no sabías de los servomotores hace referencia a los circuitos dentro del servomotor, que cuando reciben una señal de entre 0,5 a 1,4 milisegundos, éste se mueve en sentido horario. Y entre 1,6 a 2 milisegundos, mueve el servomotor en sentido anti-horario.

Consúltanos tus dudas

4 + 1 =

Pin It en Pinterest

Compartir esto